SWEET SEX AND LOVE: Sexómetro como amorómetro

¿Y la confusión entre sexo y amor? ¿No es el tema central en los institutos y universidades actuales? ¿Sin que sus protagonistas lo sepan? Un ejemplo:

Una coreana liberada tiene muchas parejas sexuales diferentes en Sweet sex and love (Man-dae Bong, 2003). Paradójicamente, eso oculta una mentalidad conservadora. En paralelo, la preciosa fotografía naturalista, que no realista, es soportada por una estructura profundamente tradicional. La actitud de la chica, como la narrativa, no es de hedonismo sino de ensayo y error hasta encontrar la pareja perfecta.  Y ambas, personaje y película, se engañan a sí mismas y se dedican a fornicar sin significar. Su frialdad y despreocupación en las cosas de la carne son sólo una máscara; una muralla de protección frente al desengaño, que le garantiza que nunca será ella la que salga herida. Una noche encuentra a un chico que se convierte en algo así como una pareja estable. ¿Por qué este y no otro? No parece haber motivos, simplemente se queda con él por capricho, como hace tanta gente. Tantas personas que necesitan a alguien y, un día, se cansan de buscar y deciden que la persona que tienen al lado es la buena. La coreana parece creer que es porque está incluso más liberado sexualmente que ella y porque es como una versión mejorada de su desapego. Admite su derrota y se entrega a él, de forma ambigua y temerosa (hasta los créditos finales no nos enteramos de que le dijo «te quiero»). En realidad, escoge quedárselo tan aleatoriamente como escogió montárselo con tantos otros. No es por él, es por ella. Todo el proceso de enamoramiento y de valoración de la otra persona tiene poco que ver con la otra persona. Esa otra persona no es más que un receptor casual de las proyecciones del deseo de ella. El sexómetro se toma como indicador de amorómetro, pero no es tan fácil cruzar el puente entre ambos. Y además ese sexómetro está trucado, un artefacto de feria en cuyas manos se deja lo más importante de la vida: el amor. A medio plazo se paga el error.

Una respuesta a “SWEET SEX AND LOVE: Sexómetro como amorómetro

  1. Me ha dejado usted pensativo esta mañana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s