Nuestra bella oscura retorcida fantasía

A volumen máximo o nada. Es un gran triunfador que se abre sin pudor ni vergüenza, una exaltación de ego y miserias de profunda ambigüedad moral, tenemos que ponernos en su escala. Una tensión sofocante entre fantasmeo y sinceridad insobornable y valiente, entre lo sublime y lo vulgar, que sólo puede salir por la vía de la catarsis; la del artista y la del oyente (experimentador). Eso viene a ser el quinto disco de Kanye West, My beautiful dark twisted fantasy. Un apabullante exceso, con manchas de imperfección que lo terminan de hacer inmenso. Terremoto de ritmos y estilización absoluta del sample, caos siempre armónico y coherente, desde la perspectiva de un Dios que es, en realidad, más humano que cualquiera de nosotros y nos lo enseña. Porque, más allá de la turba sónica que se te lleva por delante con su imprevisibilidad y retorcimiento de géneros, la grandeza está en esas voces sin apenas efectos perceptibles que parece que las están grabando ahora mismo en el ordenador que tienes delante, con una naturalidad y ausencia total de pensar en el qué dirán. Kanye habla de la vida pero, sobre todo, de su vida, de su mundo interior y exterior, convencido de que todo el mundo está deseando escucharle. Su oscuro cripticismo juguetón revela por momentos el simbolismo satanista que subyace, si leemos correctamente vemos la verdad: es una misa negra celebrada por Kanye como antisacerdote y, además, en su honor. La conspiración masónica/diabólica en la que están enredados los grandes negros de la cultura popular americana es un secreto a voces. Mientras, su falta de sentido del ridículo le lleva a decir lo que piensa, alternando el mal gusto con el lirismo. Dice lo que nadie se atreve a decir, o lo que nadie se atreve a decir sin cuidado. Se confunde el personaje y la persona, pero no le queda otra. Y su voz y pensamientos impresionan porque no son los de un negro de ghetto, de los que nos fascinan a los blanquitos que escribimos en blogs pero que nos parecen extraterrestres. No es uno de esos, sino uno de los nuestros. Kanye es como nosotros, como si cualquiera de nosotros tocara la cima del espectáculo y este nos calara hasta los huesos, y como si después lo contáramos sin autocensura, imbuidos de la idiosincrasia de ese mundo sin haber perdido la propia, contagiados de esa frívola existencia y a la vez encontrándole sentido a la vida gracias a ella. Ese hombrecillo se nos muestra en toda su fragilidad y fuerza, con toda su creatividad, confianza e inseguridad, y tiene tanto talento y tal carencia de miedo que eso apabulla, apabulla. Por si no queda claro, lo dice también con imágenes.

Con «Dark fantasy» cruzamos la entrada del túnel, el estribillo es el principio del ritual que sitúa en el estado anímico extático adecuado. «Gorgeous» suena en la radio y la guitarra nos lleva a conversar un poco con el acompañante, quizá hay miedo y es un intento de quitarle hierro. «POWER» es ya una danza tribal para celebrar a este hombre esquizoide del siglo XXI. «All of the lights» muestra que el túnel está increíblemente iluminado por todo tipo de lámparas de diseño y velones de iglesia, y que los diáconos son del más alto nivel; ¿es Elton John un inaccesible antipapa? «Monster» anuncia la llegada de Satán en persona, Kanye le ha vendido su alma (esto es cierto) y cada vez se parece más al Swan de El fantasma del Paraíso. «So appalled» se ríe del resto del mundo, de los que no están en la logia, de los pobres mortales que creen ser algo y no son nada. Jay-Z plantea el gran dilema: “Would you rather be underpayed or overrated?“. «Devil in a new dress» es un compadreo directo con Satanás. «Runaway» une al Kanye pre-pacto con el diablo con el Kanye post-pacto, el vano humano con el trascendente semidiós, conjugando la contagiosa sensibilidad de ambos mundos para engañar a todos. «Hell of a life» exalta la vida lasciva frente a la falsa vida de la conveniencia social, es el ideal luciferino que sólo trae buenas consecuencias (para quien lo vive). En «Blame game» se pone de nuevo el disfraz de humano, y consigue transmitir la tragedia que es vivir una relación amorosa; quizá eso fue lo que le llevó a abrazar al demonio. «Lost in the world» es la explosión final, todos los sentimientos de la múltiple personalidad de Kanye llevados al límite en el último y ultrarromántico aquelarre en su honor. «Who will survive in America» enlaza su experiencia con la sociedad, utilizando un speech anti-sistema de Gil Scott-Heron, profetizando el cercano Apocalipsis. Apocalipsis que ellos, los elegidos, están disfrutando ya. Nos invitan a verlo desde dentro, quizá incluso a ser partícipes.

Anuncios

11 Respuestas a “Nuestra bella oscura retorcida fantasía

  1. Tienes el video linkeado del pezgay en grande en su página…
    me encanta la parte de las bailarinas (deformación profesional supongo) y la comida anterior. El disco lo tengo pendiente que ahora estoy mu emocionada con Tricky que lo voy a ver en concierto para enero y si hay que elegir un negro lo elijo a él!

  2. A Tricky le he perdido la pista (desde hace diez años ya), pero supongo que seguirá teniendo algo de mojo, era uno de mis prefes a finales de los 90. ¿Seguirá dando los conciertos de espaldas al público y en oscuridad semitotal y una niebla de humos de porro?

  3. Yo ! El hombre desactualizado is in da house ! Estoy dandole caña al último disco de Kanye West pero en honor a la verdad quiero hacer primero los deberes y ponerme al día desde “College Dropout” …

    Por otro lado ahora me ha dado la perra con M.I.A. … Kanye es bueno, muy bueno pero me da que M.I.A es necesaria…

  4. Jajaja, pues por lo visto he vuelto… después de un periodo de reflexión profunda, voy a intentar darle regularidad y no exigirme tanto a mí mismo (y al mismo tiempo esforzarme para que no baje la calidad media del blog, sea cual sea).

    A Kanye lo cogí ya en el segundo, “Late registration”, que creo que puede ser una buena introducción aunque sea algo largo de más; del primero sólo conozco lo justo. Y muy de acuerdo con tu frase final, muy buena distinción entre “bueno” y “necesario”…

  5. mmm … pero Kanye es supercomercial no? (Igual lo he confundido) Vamos, que para mi son estilos muy distintos. (Borja, tenemos pendiente una batalla por ella, recuerdalo)

    Lo de Tricky pues si le has perdido la pista el último disco te molará porque parece más cercano a los origenes. En escenario… pos no sé, ya te diré: a mi me encantaría que se trajera a alguna de las homeless que recoje para cantar con él porque tienen una voz preciosa. Fumado seguro que irá y bueno, con que sepa donde está a mi me vale; que cuando vi a Metod Man el colega nos hablaba en francés…

  6. Sí, es muy comercial, claro, pero eso no quita para que sea un tipo con talento. Parte de la gracia es que es parte de una forma cultural decadente… No tiene nada que ver con M.I.A., más allá de que ambos reciben influencias del rap a su manera (Kanye es hip-hop, M.I.A. utiliza el hip-hop). Intentaré ponerme un poco al día con Tricky. Hablando de Method Man, el otro día un amigo que lo ha visto en Madrid me hablaba estupendamente de su directo.

  7. Sí el tipo es un crack! En el Actual se puso a tirar las botellas de agua que le habían repartido al grupo entre el publico y pidió más al ayuntamiento de no se que ciudad francesa. Estaba un poco fumao el colega…

    Te dejo estas delicias del último disco (aunque me mola más el anterior) del delgao:

  8. opss no sabía que tenías conectada esta opción para los comentarios también! que shock!

  9. me ha sorprendido mucho lo del satanismo y demas que comentas, al final el rollo de Jay z y los illuminati va a ser verdad y todo,, pero bueno ahora mismo me lo estoy bajando y supongo que al final me lo acabare comprando, a mi la verdad que del tito kanye me gustan todos, pero tengo especial predileccion por el 808 and heartbreaks que es un disco que no le gusta a casi nadie y me parece la ostia en vinagre la verdad.
    del ultimo en cuanto escuche el sample homenaje a King Crimson supe que este disco iba a molar!!
    saludos

  10. Muchas gracias por los vídeos, Ryoko, no los había visto todavía (y por cierto, estaré en Alicante menos del 30 al 2; pero acabo de leer que no vienes al final). Están bastante majos, pero creo que ha sustituido la oscuridad total por un toque Depeche Mode que no me termina de convencer.

    Guillermo, a mí me lo contaban y creía que era de coña, pero empecé a leer y es verdad. Otra cosa es que se lo tomen en serio, es probable que sean bromas privadas de ellos, pero todo el simbolismo está ahí. El “808” no me gustó casi cuando salió (aparte de un par), pero a raíz de este lo estoy recuperando y tiene mucha más miga de la que parecía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s