¿Es la «democracia» la versión política de la Idea de Humanidad?

[Extracto de De un desastre oscuro. Sobre el fin de la verdad de Estado, de Alain Badiou]

«Democracia», si nos atenemos a lo que puede saber de ella el filósofo, es una palabra para compartir, una palabra litigiosa. Algunas muestras de esta disparidad: Para los griegos, la democracia es un lugar -la asamblea-, las magistraturas, y sobre todo puede ser una forma de gestión de las decisiones bélicas, que son el núcleo permanente de la convocación popular. Los grandes jacobinos casi no manejan esta palabra, su lenguaje es republicano, la subjetividad que lo anima se llama virtud. En la proposición liberal, «democracia» designa primero libertades jurídicas, derechos (de opinión, de prensa, de asociación, de empresa…). La tradición revolucionaria «clasista» pone en evidencia situaciones democráticas, asambleas generales, democracia de masas, pero también figuras transitorias de organización, clubes, sóviets, comités de triple unión, etc. En la propaganda actual, «democracia» designa expresamente una forma de gobierno, la «representación» parlamentaria, cuyo protocolo de base es la elección y cuyo lugar es el sistema del Estado-partidos (en plural), el cual se opone al Estado-partido (en singular). Observemos que un sistema como este no habría sido reconocido como democrático por Rousseau (por ejemplo), para quien la división organizada de la voluntad general crea un sistema de facciones, y la designación de «representantes» termina con cualquier requisición subjetiva y, por lo tanto, con cualquier política.

Puesto que reina el equívoco, distribuyamos las palabras. Para ser estrictos, lo que llamamos «democracia», y cuyo triunfo universal se celebra, debe ser denominado parlamentarismo. El parlamentarismo no es solamente una figura objetiva o institucional (elecciones, Ejecutivo dependiente -en grados muy variables- de un Legislativo surgido de elecciones, etc.). Es también una subjetividad política particular, un compromiso que tiene a «democracia» por tema valorizador, por designación propagandística. Este compromiso presenta dos características:

– Subordina la política exclusivamente al lugar estatal (el único acto político «colectivo» es la designación del personal de gobierno) y, al hacerlo, anula de hecho a la política como pensamiento. De ahí que el personaje del parlamentarismo no sea un pensador de la política, sino un político (hoy se diría de buen grado: un «gestionario»).

– Exige como condición reguladora la autonomía del capital, los propietarios, el mercado.

Para describirla con claridad, convengamos, pues, en llamar a nuestra democracia capital-parlamentarismo.

La hipótesis subyacente en el discurso sobre el triunfo de la democracia sería, pues, esta: Estamos, políticamente, en el régimen de lo Uno, y no en el de lo múltiple. El capital-parlamentarismo es el modo tendencialmente único de la política, el único que combina la eficacia económica (y, en consecuencia, el lucro de los propietarios) con el consenso popular.

Tomada esta hipótesis en serio, se sostendrá que, en lo sucesivo -o al menos para toda la secuencia en curso-, el capital-parlamentarismo sirve de definición política a la humanidad entera.

Y si esta hipótesis nos satisface, si nos alegramos de que el capital-parlamentarismo sea la forma política, por fin descubierta, en la que se realiza razonablemente la humanidad entera, esto significa, ante todo, juzgar que este mundo en el que vivimos nosotros, los «occidentales», es un mundo excelente por cuanto es digno de la humanidad. O incluso que el capital-parlamentarismo es conmensurable con la Idea de la humanidad.

Esto es, precisamente, lo que el filósofo no puede admitir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s